Así se rompe tu equilibrio

14-Jul-2017

 

 

 

 

1. LA ERA SIN BARRERAS

La era digital ha producido cambios inconmensurables en la manera en que recibimos información. La sensación de que todo un mundo, ahí fuera, de datos, noticias, historias, de información rápida, está al alcance de nuestra mano, ha producido que andemos, cada día más intensamente inmersos en nuestros gustos y aficiones. Nos rodeamos de personas como nosotros, con las mismas aficiones e ideales y consultamos de manera inmediata cualquier duda, idea o proyecto, recibiendo cantidades inconmensurables de información en la que nos sumergimos sin dudar, empujados por un viejo mecanismo de supervivencia de nuestra especie: cuanto más conozcamos un tema, el que sea, mayor será el control que tendremos sobre nuestros mundo y, por tanto, sobre nuestro futuro.

Planeemos nuestras vacaciones, nos informemos sobre  nuestros derechos laborales o, sencillamente, procrastinemos navegando entre memes y videos virales, el impulso que nos lleva a continuar una página más allá, ver un video más, es el mismo.

 

 

 

 

2. ERES UN POCO DROGADICTO DE NACIMIENTO, ¿SABÍAS?

El instinto de supervivencia,  el mecanismo químico sobre el que se sustenta éste comportamiento es igual de peligroso y duradero que el que subyace bajo cualquier adicción: ante el peligro (un león atacando, no poder pagar una factura, perderse lo que está ocurriendo ahora mismo en el mundo, no tener toda la información necesaria) se produce una angustia que nos obliga a realizar una acción (huir, luchar, reunir dinero, apretar una vez más f5) que es recompensada con una descarga de oxitocina desde muestro sistema endocrino. La hormona del placer y de la felicidad. Vamos, que los humanos no hemos sobrevivido por listos y habilidosos, sino por que somos tirando a yonkis, y tenemos nuestra propia "cocina" de anfetas trabajando a destajo en nuestro propio cerebro.

 

 

 

 

3. EL MAL ENGANCHA UN MONTÓN

Eso sin contar que, en muchas ocasiones, lo que nos mantiene pegados a la pantalla no son los amores de nuestra vida, nuestros hobbies, aficiones y pasiones, sino algo mucho más desagradable. La dosis de malestar que muchas personas, que aún viven en negativo y atrapadas en los laberintos del Ego y la Matriz, necesitan como combustible diario: desgracias, accidentes, tropelías e injusticias, que las mantienen (in)cómodamente atrapadas en la zona de confort del sufrimiento. Parece que por cada avance positivo que el ser humano adquiriere en su evolución, el precio fuera perder capacidades para hacerse a si mismo libre e independiente ¡Qué paradoja!

 

Pero vamos a lo que vamos, dejemos la sociología, la antropología y la química cerebral de lado. Éste es un blog sobre espiritualidad ¿cómo afectará esta ingente e inabarcable cantidad de información al alcance de nuestra mano a nuestro crecimiento espiritual?

 

 

 

4. SINCRONICIDADES: EL MENSAJE POR EL QUE TANTO REZAMOS

Hay una máxima en el mundo espiritual que dice que solo aquel que cree puede ver, y otra que dice que todo llega en su debido momento. Para que el que está inmerso en la zona de confort de sufrimiento, hundido en el paradigma de que éste mundo está perdido y que no merece en su vida nada bueno, ambas máximas parecen un chiste malo. Una crueldad de los "iluminados espirituales", de los gurus de las redes y de los estafadores religiosos. En éste panorama, por mucho que uno quiera creer, por mucho que se esfuerce en intentar cambiar su actitud, ser positivo y ver el mundo lleno de unicornios vomitando arcoiris de colores y purpurina, llegar realmente a ver, y recibir realmente los mensajes y la ayuda  que necesita justo en el momento preciso es prácticamente imposible (y éste es el momento en que os recomiendo que atendáis la clase online Abundancia de Tribu Mamáluna, enlace AQUÍ, donde, con tres sencillas herramientas, podréis empezar a cambiar vuestro paradigma y superar la charlatanería del pensamiento positivo como la solución de todo. Éste espacio esta patrocinado por todo el amor de mi corazón, de uno que cree y ve, pero que pasó muchos, muchos años en la oscuridad más absoluta,  el de servidora).

 

 

 

 

5. TODO LLEGA A TU VIDA COMO UN RELOJ

Sí, especialmente la información que necesitas, en el momento que la necesitas, cuando estás firmemente conectado a la fuente. Cuando tus ojos están abiertos, cuando el canal de comunicación con tu inconsciente está limpio, porque lo trabajas regularmente con meditaciones, haciendo lo que hace feliz a tu espíritu, alimentando a tu niño interior y, sobre todo, no dejándote llevar por la sociedad de culto a la personalidad, sino cultivando el carácter. El trabajo serio y duro, una cierta bondad personal y una ética vital. Todo muy aburrido, ¿verdad? Y es que de carácter, de lo que hay de bueno en ti, del tipo de persona que eres, no se puede posturear en Instagram, el reino de la personalidad, de lo que aparentas y de lo que tienes. De cuando te resistes a la tentación y decides dar más de ti mismo no se puede hacer una fotografía como si fuera un nuevo iPhone, amigo.

A estas señales, mensajes, casualidades inexplicables e increíbles que aparecen para reafirmar tus intuiciones y, sobre todo, tus comportamientos, en el momento preciso y exacto para ser captadas por tus ojos y para reforzar tus actitudes vitales, se les llama sincronicidades. Mensajes divinos de puro amor para Los Despiertos.

 

 

 

6. PROCRASTINANDO EN INTERNET

Cuando internet era joven, y todos llevamos vaqueros acampanados y cordones flúor en las deportivas de plataforma, el algoritmo de los motores de búsqueda de Internet estaba creado para que pudieras conseguir más y más información sobre el tema determinado en el que estuvieras interesado. De ésta manera, una búsqueda sobre coches en miniatura de los años 80, por ejemplo, te llevaba a encontrar una ignota página creada en una universidad perdida en los primeros años de la red de redes, con listados de todos los fabricantes mundiales de coches en miniatura creada en Java. Un auténtico tesoro para el aficionado.

 

 

 

 

7. SI HAS LEÍDO HASTA AQUÍ ERES MI HÉROE Y ÉSTE ES TU PREMIO 

Pero los años han pasado y todos nos hemos hecho mucho más inteligentes. Perdón. Al parecer no todos, sólo las empresas que gastan dinero en el mantenimiento de los servidores. Los motores de búsqueda y sobre todo, las redes sociales, reparten esos millones, que podemos ver en las noticias entre sus inversores y que tanto nos asombran, gracias a la publicidad. La finalidad de los motores de búsqueda ya no es que encuentres la información que precisas, nanay, de eso nada,  sino que te mantengas el mayor tiempo posible en línea, enganchado literalmente gracias al mecanismo de supervivencia del que hablamos arriba, consumiendo noticia tras otra, vídeo tras otro e imagen tras otra, porque esto aumenta las posibilidades de que entres en contacto con la publicidad, que ya es lo único que cuenta aquí ( y si piensas que este tema es baladí y no tiene importancia, en otro artículo te contaré de qué manera plataformas como YouTube han convertido a sus usuarios en auténticos esclavos económicos, no de una manera muy diferente a los negreros del siglo XIX, y las razones por las que no debes hacerte youtuber por mucho que te tiente. Quién fue a hablar).

 

 

 

 

8. LA CONEXIÓN DIVINA ESTÁ ROTA

Hubo un tiempo en que, conectados a nuestra intuición, las sincronicidades, y otras manifestaciones de la fuente divina, los seres humanos recibíamos el impulso de informarnos sobre un tema concreto, aprender cosas nuevas y, sobre todo, reflexionar sobre ellas, de una manera natural. Era entonces cuando, procesando la información que habíamos adquirido por un deseo propio, podíamos a nuestra vez verter al mundo nuevas ideas, que supusieran una luz y esperanza para otras personas. Internet en sus principios no fue muy diferente. El impuso por conocer y aprender nos llegaba desde el éter y utilizábamos esta increíble herramienta para hacer el trabajo de recopilación de información, ya fuera sobra de Filosofía o sobre la construcción de un gallinero con palets reciclados, más fácil y más rápida.

Pero esto ya no es más así. Las Divinas energías están cortadas por los algoritmos que dominan la red. Y como bien dijo el doctor Gaona, puedes informarte o puedes pensar. Pero no podrás nunca hacer las dos cosas a la vez.

 

 

 

 

9. ¿PODRÁS LIBERARTE A TI MISMO?

Tu pensamiento, tus reflexiones, tus experiencias, son tremendamente valiosas para otros seres humanos. Aunque quizás no lo sepas o no lo creas, una sola palabra tuya dicha en el momento preciso, sí, de nuevo una sincronicidad, puede cambiar por completo la vida de otra persona. Incluso puede salvarle.  No es necesario que seas científico, médico, filósofo o intelectual. Eres un ser humano pensante y viviente, eres valioso. Y créeme, te lo digo desde mi propia experiencia. Ese proceso de absorber información, rumiarla en nuestro interior, que produzca cambios en nosotros y, verterla convertida en algo nuevo, fresco y cambiado, de nuevo al mundo, ese proceso al que no damos ninguna importancia y que, cada día, más y más, parece molestarnos de otras personas, y que se llama compartir opiniones y experiencias razonadas, es lo que marca realmente la diferencia. Eso es lo que cambia el mundo, lo que lo ha cambiado el mundo desde el principio de los tiempos.

Pero salir de esta especie de matriz algorítmica de cocaína digital en la que estamos inmersos no es nada que otra persona pueda hacer por ti, ni yo con este artículo.

Y te necesitamos.

 

 

 

 

10. YO TAMBIÉN SOY PARTE DEL PROBLEMA

Dado que no pago anuncios en Facebook, ni en Instagram, ni en Twitter, aunque sí que pago mi página web en Wix, las posibilidades de que este artículo llegue hasta ti procrastinando en internet son bastante pequeñas. Pero aquí estoy, en la red, así que sí, yo también soy parte del problema. Por eso cada día más y más me propongo escribir menos artículos, y que sean menos fácilmente digeribles de un vistazo, y compartir menos en redes sociales, y no subir tantos vídeos, con cualquier tipo de información, a YouTube. Subir menos contenido pero que, cada día, sea de más y más calidad. Porque yo también quiero liberarme a mí misma, quiero procesar la información justa y necesaria que mi instinto me impele a buscar, quiero absorberla, quiero rumiarla, quiero procesarla en la calma y en el silencio de mi mente, Y, sólo después, volver a verterla justa y necesaria. La realmente importante. Porque quiero ver un cambio en el mundo en el que vivo. Y no sé si lo que tengo que decir es importante o no, pero sí sé que para una persona puede ser importante, como lo fue para mí. Y eso es lo único que hoy en día cuenta.

Marcar una diferencia y, en el proceso, ser feliz.


 

 

 

 

Mucho Amor ♥

Comparte si éste mensaje te llega
 

Share on Facebook
Share on Twitter
Please reload

La brujería más bonita del mundo: Beltane 2020

3-May-2020

Directo IG Completo: Aceite de CBD

5-Jan-2020

1/15
Please reload

moon-satellite.png